Células madre en vez de amputar

Las células madre que se extraen de la grasa humana han ayudado a “rescatar” de la amputación 14 piernas de pacientes diabéticos en Nicaragua.

Avances sobre las células madre

Alrededor de trescientos médicos latinoamericanos de diferentes especialidades compartirán en los próximos días los últimos avances científicos sobre células madre, medicina regenerativa y antienvejecimiento.

Esperanza de vida

Hasta el momento solo es tratable. Hasta octubre de 2013, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó que hay más de 347 millones de personas con diabetes en el mundo y según proyecciones para el 2030 esta será la séptima causa de mortalidad. Sus complicaciones son desgastantes y devastoras para el organismo del paciente que la padece. La misión es curarla.

Presentan creación de arterias a partir de células madre

Gracias al programa piloto que desarrolló el Centro de Medicina Celular del Hospital Metropolitano Vivian Pellas con GID Américas, pacientes de patologías como insuficiencia arterial por diabetes tipo 2, lograron salvar su extremidad por el tratamiento.

Hito médico con células madre

Sesenta pacientes serán tratados con células madre extraídas de su propia grasa en el Hospital Escuela, Heodra, de León. Este centro se convierte así en el primer hospital público en el país donde se realiza este tipo de procedimientos.

Células madre de la grasa humana

Todo tiene su historia porque sin ella nuestras vidas girarían como un tiovivo sin destino y sin razón. El doctor J. William Futrell, jefe del departamento de cirugía plástica de la Universidad de Pittsburgh, dijo a sus médicos residentes: “La grasa que sacamos a los pacientes después de una liposucción, la tiramos, ¿si hasta el aserrín que se obtiene de la madera tiene utilidad, así la debería de tener la grasa humana? Vayan, pónganse a trabajar en eso y descúbranlo”.

Células madre parecen ayudar a pacientes con VIH

Dos pacientes en Estados Unidos infectados con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y que fueron sometidos a trasplante de médula ósea debido al cáncer dejaron de tomar medicinas antirretrovirales y siguen sin mostrar indicios perceptibles del virus, dijeron los investigadores el miércoles.