Eva

Eva despertó atónita del lugar donde se encontraba. Sentía una especie de déjà vu al ver aquellos frondosos troncos cafés en la delineada y firme colina morena