¿Cuál nueva normalidad?

En fin, es solo cuestión de tiempo para que volvamos a ser lo que tenemos que ser, personas normales y no humanoides como robots dirigidos desde el comando central.