Presidentes ejemplares

Se cuenta que siendo presidente de la República don Otilio Ulate caminaba solitario por las calles de San José. Un día lo atropelló un ciclista derribando al presidente