“El cuento está desatendido”

Manuel Membreño, autor de los libros Flojera y Cuentos sin Esquina, señala que el cuento nacional vive en una zona de confort que le ha costado salirse.

El cuento del niño que gritó: Ahí viene el lobo

Había una vez un pastorcito que cuidaba ovejas en el campo. Era muy chistoso y le gustaba alarmar a la gente del pueblo porque estaba aburrido, así que varias veces fue corriendo al pueblo gritando que un lobo estaba atacando a sus ovejas.

Sabían su propio cuento!

Mientras Róger se afligía entre sus pensamientos, Ana su esposa regresó a la casa ansiosa por contarle una “mala noticia”. Él la escuchó con atención, le tomó las manos y la acompañó en el periplo; a las visitas médicas, durante la internación y también después, cuando estuvieron nuevamente en la casa, con las sondas como colgajos o extensiones de su cuerpo, le servía el té azucarado y le alcanzaba el pañuelo perfumado con unas gotitas de colonia para que se refrescase.

Géneros literarios

Hace poco una muy buena amiga me preguntaba qué era para mí un cuento. Le respondí con la sencillez que un niño tendría para responder: “Un cuento es un texto que cuenta algo que le sucede a alguien”. Desde luego, es una definición minimalista, simplista diría alguien con justicia, porque abarca entonces en sí en categoría de cuento las crónicas periodísticas, los poemas, los artículos, las novelas y todo texto que cuente que algo sucede a alguien……

El niño de la jirafa

¿Qué animal te gustaría ser?, dice María López Vigil al escritor Sergio Ramírez durante la presentación de su historia infantil: La jirafa embarazada , en el salón principal del Hotel Alhambra en Granada…

Día de San Sebastián

Una de las fiestas patronales más bellas de Nicaragua es la celebración de San Sebastián en Diriamba, el 20 de enero. Los diriambinos le piden al Santo que les haga milagros y generalmente se los concede. Mi amigo Rafael “El Negro” Alvarado se le acercó y le dijo: “San Sebastián yo quiero que me concedás un milagro: cambiame de color, haceme blanco, y te prometo hacerte una buena fiesta”. San Sebastián le habló y le dijo: “Rafael, tu petición será concedida”.

Álbum familiar

No tengo fotos de mi niñez y me habría gustado tener una foto de aquel día en que casi enloquecimos de tanto jugar. Pero tengo en la memoria casi como una foto viviente… por poco y siento las cosquillas que duelen como garras picosas entre mis costillas y el estómago. Ese día nos habíamos quedado solos, pero nada más por un rato. Ella estaba en el trabajo y Él había salido a pesar del toque de queda. No sé si papá llevaba una bandera blanca, pero era lo más seguro. Lo imagino ahora en una foto polaroid en sepia, borrosa: mi padre camina en medio de una calle vacía pero brillante, casi blanca de tanto sol amarillo. Los guardias en color bronce oscuro asedian en las esquinas. Pero él avanza, agita una bandera blanca hecha quizá de un palo de escoba y un pañal de gasa de mi hermana bebé.

Escribe tu cuento

Si tienes una historia que contar a niños menores de 8 años y eres nicaragüense radicado en el país o en el extranjero mayor de 18 años, puedes participar en el VII Concurso Nacional de Literatura Infantil  2012 que promueve Libros para Niños.

De la muerte civil

Un día con presagios de lluvia y siendo la hora sexta, se publicó, en la ciudad capital y en las cabeceras de provincia, un bando leído en las esquinas por un pregón vestido con ropas talares y acompañado de un cortejo militar con enseñas fúnebres.