Cuento de época

Es una larga tradición de Hollywood. Dos estudios se enganchan en un mismo concepto y echan a rodar proyectos gemelos. A veces, uno cae en el camino. Otras veces, películas extrañamente similares se estrenan demasiado cerca. Así estamos ahora, enfrentando dos adaptaciones de Blanca Nieves . Al menos podría armar un matiné rico en contrastes viéndolas una tra otra. “Espejito, Espejito” es un sainete cómico diseñado para alegrar el corazón. “Blanca Nieves y el Cazador” va a la yugular.

En el ajedrez del cuento

“Estamos a las puertas de la promesa de una obra y con un joven escritor de pie, firme en el umbral”, valora el poeta Julio Valle Castillo sobre el primer libro de 12 cuentos De vida o muerte , del narrador Roberto Porta Córdoba, un consultor y administrador de expresas metido a escritor del relato urbano latino.

¡Clase cuento!

Érase una vez una princesa que no necesitaba que un príncipe azul la salvara, o de ricos herederos a los que las damiselas dejaban tirados para vivir felices para siempre con ogros o, incluso, solteras.

Un cuento chino con final trágico

En el 2011 el primer inversionista en Alemania fue China. No fue Estados Unidos, Suiza o Francia, los siguientes tres inversores. Y los chinos no invirtieron en materias primas, como suelen hacer en América Latina, sino en actividades industriales, tecnológicas e ingeniería.

El cuento del cuento que contaron

Puesiesque Mulín, Cofia, Chepete y la Culachita se sentaron y dijeron: “Contemos cuentos debajo desta carreta”. “Sí”, dijeron “contemos”.

El cuento de olis olis catrín y el cañonazo

Puesiesque un gutute mirichenambre cornoritotingo quera un animalito con nombre centífrico y que en el monte le dicen zorriyo, por fregar, levantó una pata y ¡tas! echó un chorrito de gedentina espantis diablis, que se regó a cuatro leguas a la cuadrada y dijo riéndose con dientitos delgaditos: “¡Vaya, para quianden diciendo que la Primavera, que no sé qué, que las esencias de las jlores, y el maroma de las yerbas quembalsaman la natura!” Y tiró tierra paratrás con las uñas y siguió caminando contento.

Cuenteros

Viernes de puro cuento hoy en el Centro Cultural de España en Nicaragua, a las 7:00 p.m., con Alexis Cuentacuentos, actor de teatro y cine junto a María Elena Vindel, que a juego de dos voces se cuentan historias de autoría colectiva, orientándose a un público infantil y familiar.

Y ahora, ¿qué?

Voy sentada sobre un moño de leña. Cara triste, bolsas vacías. Su pistola me amenaza, yo, que alguna vez soñé en ser libre. Maneja la carreta, arrea los bueyes, les pega con la coyunda. A pie, mi hija mayor nos acompaña. No sabe todavía leer. Su padre no quiere que le enseñe. Dice que no será como yo, que por andar con los libros, no aprendí a echar bien las tortillas. Por esa razón me pegó hoy y por esa misma razón voy montada en la carreta camino al hospital. Tal vez este otro niño se me viene antes; no creo que me aguante otro día más.

Un cuento de hadas real

Kate Middleton realizó su cuento de hadas. Pero además impuso modas, enriqueció a muchos que venden todo tipo de sourvenirs. El traje transparente con el que conquistó al Príncipe, que lució en un pase de modas benéfico, costaba €35, pero se subastó por €12,000. Danielle Helayel se hizo archifamosa por ser la diseñadora del vestido azul que Kate usó durante su compromiso, que se agotó en las tiendas. La cantidad de telespectadores de la boda se estimó en 2,000 millones. Esto sí que es influencia y capacidad de lograr objetivos, mucho más que la de cualquier político.

El rey desnudo

El último faraón como se le ha llamado a Hosni Mubarak, ahora moribundo en una clínica, ha sido acusado de amasar una fortuna superior a los 70 mil millones de dólares en más de 40 años de dictadura, más dinero de lo que tiene Carlos Slim, el mexicano de la América Móvil considerado el hombre más rico del mundo y cuyo capital asciende a unos 54 mil millones con más de 40 años de trabajo.