¿Por qué a los mexicanos les cuesta tanto decir que no?

Los mexicanos son amables y hospitalarios. Siempre te dan cosas o te invitan a lugares. Decir que no a alguien que te está ofreciendo algo de buena voluntad es considerado una ofensa. Pensará que te cae mal o tienes algo en contra suya