El corre-corre mientras inicia la función

Empiezan a salir los primeros rayos del Sol, en la ciudad de Diriamba, detrás del imponente reloj, testigo mudo de la algarabía cultural de esta pintoresca ciudad. Los bailarines del Ballet Folklórico Nicaragüense están en los preparativos para engalanar con su arte el Teatro Nacional Rubén Darío. Muy temprano sus bailarines suben al autobús que los traerá a la capital, junto a los más de 16 baules donde vienen los coloridos y elegantes trajes con los que salen a escena.

Osada sensualidad o el amor hecho danza

Un paso adelante y otro atrás. Los cuerpos se balancean de un lado al otro en una danza que mezcla el romanticismo clásico de sus notas y la osada sensualidad de sus pasos.

Frágil solo en el escenario

El esbelto y menudo cuerpo de Sapjha Araica Ibarra fue creado para el ballet clásico. “El ballet transforma a la persona, es trasladarse a otro mundo”, dice esta bella trigueña de 20 años que además de bailarina es educadora artística. El mundo de Sapjha se divide entre los aplausos que recibe en el escenario, las clases que imparte a niños y sus estudios de Diplomacia. Así, se describe versátil, pero también elegante y fuerte; las tres cualidades que también posee esa danza que tanto le apasiona.

Fin de año danzando las tradiciones

Un recorrido por las costumbres y tradiciones de nuestro país ofrecerá el espectáculo con el que el Ballet Folclórico Nicaragüense, del maestro Ronald Abud Vivas, cerrará la jornada de celebración de su 40 aniversario.

Chinamilt-tlan

El Carrusel Musical 2009, del Ballet Chinamilt-tlan, se presentó con mucho éxito en el Teatro Rodrigo Callejas, en el Complejo Betania, el fin de semana, con la presencia de centenares de chinandeganos que disfrutaron ambas actividades.

Homenaje danzario

La compañía de danza Flor de Sacuanjoche celebra su 30 aniversario con una presentación en el Teatro Nacional Rubén Darío, que se realizará esta noche a partir de las 7:30 p.m. Al espectáculo, que será un homenaje a la maestra Nina Marenco por sus 55 años de tradicionalista, se unirá también el grupo de danza Caladance, del Colegio Calasanz.

Bayardo Ortiz: folclorista mayor

¡Y que arranque coreográfico! Su “bautizo” en 1940 fue bailar descalzo los sones de marimba frente al altar mayor de la iglesia San Jerónimo cuando ésta aún tenía el piso de tierra