Las ventanas rotas

Un experimento realizado en Estados Unidos llegó a la conclusión que no es la pobreza la que lleva al delito, sino ciertos aspectos y comportamientos en una determinada sociedad