La piedra con el coyol

Ortega tendría que tener claro, a este punto, que no puede seguir manejando el país desde el poder absoluto de su gusto y antojo sin pagar las consecuencias

Laberinto democrático

Unas dictaduras actúan de un modo y otras de otro modo. Esta de nosotros es muy especial porque promete y no cumple, pretende engañar a organismos internacionales y al parecer no les importan las sanciones anunciadas por estos

Voto de confianza

Por improbable que parezca, el actual proceso negociador, con todo y sus dificultades, es la única esperanza para que Nicaragua alcance la paz y democratización que anhelamos

Lecciones no aprendidas

Hay que buscar como Ortega escuche a todos quienes le dicen, igual que el eurodiputado Jáuregui, que la democracia tiene una primera regla, que es aceptar la posibilidad de la derrota

Estados Unidos despertó

Nicaragua está secuestrada y padece una dictadura que aterroriza y asesina. Estados Unidos despertó. Y parece ir tras Ortega-Murillo, con o sin Carta Democrática de la OEA

II. HH. y la propina

Un buen montón de “expertos”, “analistas“, “intelectuales” y “etcéteras”, todo así entrecomillados, están muy preocupados por la crisis de la democracia