País sin derechos humanos

En cambio en Nicaragua, donde impera una feroz dictadura, las violaciones a los derechos humanos constituyen una política de Estado