Intereses por “el suelo”

Los intereses de la deuda soberana de países ricos se encuentran en mínimos históricos, un fenómeno inédito de consecuencias imprevisibles “que estallará algún día”, advierte el sector.