La arrogancia del poder

Los Ortega-Murillo está, una vez más, siguiendo los mismos pasos y hasta superando en algunos casos al dictador Somoza y como consecuencia lógica de esa criminal acción solo deben esperar tener los mismos resultados

“Te recuerdo, Amanda”

El orteguismo, que conoce muy bien su vocación represora, ha sido el principal obstáculo para la ratificación del Estatuto de Roma

Elecciones en las dictaduras

Cabe recordar que en Nicaragua la dictadura sandinista realizó elecciones en 1984, pero no para poner en juego el poder y aceptar un cambio democrático

Transiciones inesperadas

En los países dominados por dictaduras y regímenes autoritarios, se habla por mucho tiempo de la necesidad de una transición democrática, la cual parece que nunca llegará.

El Estadio, de una a otra dictadura

Por algún destino político infortunado en Nicaragua los grandes estadios solo se construyen e inauguran bajo dictaduras. Con el agravante, ahora, de que la dictadura orteguista lo ha hecho peor que la somocista.

Derecha e izquierda

Los pueblos merecen libertad, no esclavitud. Merecen y deben luchar por esa libertad que coloca a los pueblos en el nivel de vida que el ciudadano merece. Luchar por la libertad es un deber de todo ciudadano.

El mito de la autodeterminación de los pueblos

Se me ocurrió hablar de autodeterminación de los pueblos porque un amigo que se ha quedado jugueteando entre la izquierda y la derecha me habló del injerencismo norteamericano en nuestra Nicaragua

Monseñor Fonseca: “No hay que dar la espalda al pueblo”

Quienes participen en las votaciones municipales de noviembre próximo estarían dando las espaldas al pueblo y se convierten en cómplices del régimen de Daniel Ortega, según expresó monseñor Silvio Fonseca, vicario de Familia, Vida e Infancia de la Arquidiócesis de Managua

SOS: Dictaduras S XXI vs. OEA

No sigamos exigiendo a los pueblos pagar el costo del genocidio para poder brindarles solidaridad. La verdadera democracia no es una negociación, es una convicción fundamental. No justifiquemos nuestros abusos con los abusos de los demás