Oposición y resistencia a las dictaduras del siglo XXI

Frente a los regímenes dictatoriales que hoy existen en Latinoamérica, el uso del término “oposición política” resulta inadecuado o por lo menos impreciso. En verdad no existe manera ni condiciones para que en tales países haya oposición real o democrática. Lo que sí existe son actitudes de antagonismo, a veces sinceras y otras veces simuladas o vinculadas al Gobierno, alentadas o presionadas por este, que no llegan a cumplir su verdadero papel porque el sistema no lo permite.

“Sandino rechazó dictadura”

La sesión de ayer en la Asamblea Nacional sirvió para recordar que hace ochenta años asesinaron a un hombre porque rechazó las dictaduras dinásticas y el imperialismo estadounidense, como lo hizo ver el diputado del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), Víctor Hugo Tinoco, en alusión al General de Hombres Libres Augusto C. Sandino.

La “democracia dictatorial”

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) ha traicionado a la democracia en la reciente Cumbre de La Habana, donde todos los mandatarios concurrentes decidieron apoyar al castro-chavismo. La primera frase de su Declaración Final es una reivindicación que, por arte de magia, convierte en democracias a Cuba, Venezuela y sus satélites del Alba. Amparándose en el “pluralismo ideológico” de la política exterior de Velasco Alvarado, los presidentes de la región reconocieron “el derecho soberano de cada uno de nuestros pueblos para escoger su forma de organización política y económica”. Una frase cínica con la que se ignora, por ejemplo, que hace más de medio siglo el pueblo cubano no ejerce su derecho a elegir y ser elegido.

Basta ya de dictaduras

Fruto de las últimas elecciones, una gran parte importante del pueblo cuestionó su legitimidad por estimarlas fraudulentas, apoyada esa opinión popular por organismos internacionales como la OEA, la Unión Europea, que coincidieron que no hubo transparencia en esas elecciones y que el comportamiento del Consejo Supremo Electoral había sido parcializado.

Dictaduras del siglo XXI contra la CIDH

Cuando el 10 de septiembre de 2012, Hugo Chávez como presidente de Venezuela por intermedio de su ministro de Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro, denunció la Convención Americana sobre Derechos Humanos, lo que el dictador venezolano estaba reflejando era la cada vez más fuerte presión de una larga lista de casos de violaciones a los derechos humanos que él y su gobierno habían cometido contra opositores, políticos, sindicalistas, empresarios, periodistas y ciudadanos venezolanos. Muchas denuncias se tramitaban, algunas habían sido probadas ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y pasado a competencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, existían ya sentencias que no querían cumplir. Era simplemente la reacción del acusado perdidoso, la del violador de los derechos humanos cuyos actos son objeto de condena, temeroso de que estas instancias pongan prontamente en evidencia centenares de casos demostrando que la violación de los derechos humanos en la Venezuela del socialismo del siglo XXI es regla de gobierno.

Dictaduras y jóvenes rebeldes

Hoy se cumplen 54 años de la masacre estudiantil ocurrida en León el 23 de julio de 1959. Aquel día, los universitarios salieron a las calles en su manifestación tradicional para dar la bienvenida a los estudiantes de nuevo ingreso, a quienes llamaban “pelones” porque les cortaban el pelo en una peculiar ceremonia de iniciación académica.

Democracias y dictaduras en la Celac

Este fin de semana se reúnen varias cumbres en Santiago de Chile, dos de ellas de jefes de Estado y de Gobierno: una de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe (Celac) y la otra de esta con la Unión Europea (UE).

Humor den los tiempos de las dictaduras

Nunca un dictador se ha visto tan ridículo ni el poder tan patético como en la obra de los grandes caricaturistas nicaragüenses que documentaron los malos días de los Somoza. Hombres que tuvieron suficiente talento y humor para hallarle la gracia a los abusos de un régimen.