Este es mi Dios

Dios no es como nosotros, ni sus formas de ser y pensar son cómo las nuestras. Nuestro mundo de hoy solo entiende de economía

Quien vive convive

Nos necesitamos los unos a los otros. Nacemos, crecemos y nos desarrollamos con los otros, por los otros y para los otros

No hay un Dios, como nuestro Dios

El Hijo, como el gran don del Padre que se ha dado a todos los hombres, es la expresión más viva de lo que nos dice San Juan en su evangelio

Madre, doncella del amor

¡Oh, Madre bendita! ¡Oh, bienaventurada mujer!, cómo no amarte, cómo no adorarte, si eres tan noble y tan bella como la Madre de Nazaret a quien el Verbo Divino buscó para hacerla doncella de su amor.

El camino de la verdad

Es en Cristo y en sus valores donde vamos a encontrar luz en la verdad. Es en Cristo donde vamos a encontrar que verdaderamente nuestra vida tiene sentido

Los valores de las personas resucitadas

Sin fe todo se desmorona en la vida, todo se convierte en materialismo, en miedo, inseguridad, en noche oscura, tristeza y opresión (Jn. 20, 19). Sin fe todo se reduce a “tocar”, a “palpar”, a lo que entra por los sentidos

Con Él a bordo no se naufraga

En este tiempo especial en que nos acecha un virus mortal, no dudemos en acercarnos a Dios y acompañarlo, tanto en su pasión y muerte, como en su triunfante resurrección

Vivir la Semana Santa es cosa de valientes

Son días especiales en los que la figura de Cristo se nos presenta compartiendo con nosotros, no solo la vida, sino también la muerte. No solo el triunfo, como su entrada en Jerusalén con palmas y olivos, sino también el fracaso, como fue la cruz.