La pesadilla de los “soñadores”

Esos jóvenes merecen una nueva y mejor oportunidad. De hecho, con su honradez, dedicación al estudio y el trabajo, y por su respeto a las leyes de EE.UU., la gran mayoría de los soñadores se han ganado el derecho de vivir en ese país.