El camino de las elecciones

Se sobrentiende que para que las elecciones sea auténticas y valga la pena participar en ellas, tienen que existir las indispensables garantías democráticas