La fortaleza de la pluma

La pluma cuando está en la soledad parece ser un símbolo pasivo de la creación, pero cuando está acompañada por un escritor de la categoría de Mario Vargas Llosa, adquiere una gran fortaleza