Hay que impulsar el Estado de Derecho

Los nicaragüenses en casi 200 años de independencia nacional no hemos podido superar ese círculo vicioso que nos atosiga de caer siempre en manos de gente sin escrúpulos como los Ortega-Murillo

Instituciones públicas, Estado de Derecho y desarrollo

Para estar en capacidad de implementar políticas de desarrollo en diferentes campos, se requieren instituciones públicas con las competencias y capacidades especializadas, que además puedan coordinar esfuerzos con otros actores

Mejorando en competitividad

Con el potencial que tiene Nicaragua, si en este país la democracia no fuera solo una fachada —como ha dicho Mario Vargas Llosa recientemente—, sino una pujante realidad, el crecimiento y la competitividad no solo serían mejores, sino también sólidos y sostenibles

Los límites del poder

El poder debe ser entendido en la filosofía política y sobre todo en su práctica concreta como un medio para realizar o intentar realizar el bien común, de lo contrario derivaría inapropiadamente en un fin en sí mismo

Responsabilidad compartida

Promover los derechos constitucionales y el Estado de Derecho no es labor solo de académicos, sociedad civil o medios comprometidos. Es una responsabilidad compartida si en realidad queremos rescatar en su verdadera dimensión estos derechos y defenderlos con la ley y la razón que nos asiste.