Maduro puesto contra la pared

EE.UU. ha puesto un alto precio a la cabeza de Maduro y sus secuaces, ofreciendo una recompensa de 15 millones de dólares por él y 10 millones por los demás