O hay elecciones libres o no hay elecciones

Tenemos que ver las elecciones como lo que son: la última esperanza para decidir de forma pacífica si en Nicaragua se queda una dictadura o comienza a restablecerse la democracia