¡Urge Acción!

Una de las conclusiones que arrojan las encuestas es que a los nicaragüenses nos incomoda el alto costo de la vida. Es un reclamo universal que es particularmente vehemente cuando uno visita una gasolinera y mensualmente cuando nos llega la factura de luz.

Excesivo cobro de agua

Angustiado y con varios recibos en mano se presentó el joven discapacitado Julio César Duarte Cabrera para pedir apoyo en las oficinas del Instituto de Defensa del Consumidor, al declararse sin capacidad económica de pagar los recibos de servicio de agua, cuya facturación total asciende a 21,046 córdobas.