Uribe y las FARC

Álvaro Uribe llega al mando de Colombia anunciando mano dura. Diálogo sí, pero sin detener la guerra ni conformarse con nada menos que desarme y desmovilización supervisados.

Siquiera es el posconflicto

A los colombianos nos lo quitaron todo. Y nos han robado el más fecundo de los sentimientos populares, que es la indignación.