Extraño fenómeno mata a crustáceos en costas de Perú

Miles de crustáceos aparecieron muertos por causas extrañas en las costas de Lima, después de que entre febrero y abril se produjera una muerte masiva de delfines y pelícanos, informó el viernes la Marina de Guerra de Perú.

Facebook, un fenómeno social de alcance mundial

Si Internet —como tecnología— revolucionó la comunicación en el mundo, Facebook lo hizo en la comunicación social. Aparece en EE. UU. en el 2004, fue fundada por Eduardo Saverin, Chris Hughes, Dustin Moskovitz y Mark Zuckerberg, su creador y principal socio de la compañía.

La Niña amenaza

La Niña está dando “pataditas”, y no sería extraño verla nacer en noviembre próximo.

El mago alcanzó la mayoría de edad

El último gran fenómeno -o negocio, como usted quiera verlo- de la simbiosis cine-literatura infantil, finalmente culmina su etapa. Junto a Harry Potter, ha crecido toda una generación que conoció el mundo de los libros leyendo sus aventuras de la pluma de ese accidente de la escritura que resultó ser la antigua profesora J.K Rawlings.

El mago alcanzó la mayoría de edad

El último gran fenómeno -o negocio, como usted quiera verlo- de la simbiosis cine-literatura infantil, finalmente culmina su etapa. Junto a Harry Potter, ha crecido toda una generación que conoció el mundo de los libros leyendo sus aventuras de la pluma de ese accidente de la escritura que resultó ser la antigua profesora J.K Rawlings.

Genio eterno en el terreno

La imagen es algo borrosa, pero no lo suficiente como para opacar al astro que plasma: Ronaldo roba el balón en la mediacancha y, casi de inmediato, elude a un jugador que ni siquiera agarrándolo por la camiseta puede detener su marcha.

Los vidrios más limpios del mundo

Junto con los limpiavidrios, los buhoneros, los malabaristas y los mendigos, esta humanidad asoleada, que busca exprimir algunos centavos de quienes surcan las calles, constituye un termómetro (una estadística viva) de nuestro estancamiento. En pocas ciudades del mundo se da este fenómeno. No ciertamente en las capitales de América Latina, aunque probablemente todavía ocurra en Calcuta. Antes tampoco ocurría aquí, al menos no en la escala de ahora. Mendigos en tiempo de Somoza los había, en forma aislada, en alguna que otra esquina. Pero esta avalancha, en la que en un semáforo se pueden contar docenas de compatriotas ofreciendo sus mercancías o extendiendo la mano, es un fenómeno relativamente nuevo. Y en aumento.

Manos arriba ante una catástrofe

Cardona para 1988 tenía nueve años. El tiempo ha pasado y ha tenido que crecer en medio del temor y sintiéndose impotente cada vez que un huracán atraviesa el Caribe y amenaza con destruir, como hace dos décadas, su natal Bluefields.