Atrapados sin salida

Fidel y Raúl eran los dueños de todos los cubanos. Ellos decidían quiénes viajaban y quiénes se quedaban en la Isla. Lezama, había nacido en 1910 y murió en La Habana en 1976 a los 65 años.

Cuba retoma en Manuel Marrero la figura de primer ministro

Marrero encabezó durante 15 años el Ministerio de Turismo, uno de los sectores que más ingresos en divisas inyecta a la economía local, con una decena de asociaciones de empresas extranjeras y amplias conexiones con el creciente sector privado

Ahora son cuatro

En nuestro hemisferio algunos especulaban que, con el envejecimiento de Fidel Castro, Cuba se sumaría a las democracias del continente

La radicalización de Fidel Castro

Fidel era un “acompañante”. Su función era “entrar” en el Partido Ortodoxo, una formación socialdemócrata (y anticomunista), y radicalizarlo desde dentro

La crucifixión de Polícrates

Como decía alguien por allí: Los tiranos no leen la historia y si la leen, no la entienden y si la entienden, no la creen o lo que es peor aún, no la quieren creer, aun cuando su destino está marcado porque lo sellan con sangre inocente y esta no se borra jamás.

Fidel Castro, el Comandante Playboy

Pero Cuba, antes de la revolución, era una sociedad formada en la pacata tradición hispano-católica en la que copular —como dicen los vascos— “era más un milagro que un pecado”