Una mala consejera

Los funcionarios de la dictadura creen que engañan a la gente y se atienen a que a quienes protestan los pueden callar a golpes y meterlos en la cárcel. Pero están muy equivocados

¡Ni las consignas!

Con motivo del 40 aniversario de la revolución sandinista, Ortega está ensayando tres acciones: primero, un esfuerzo inútil para recapturar “históricos” y su descendencia, como si no hubiese la odiosa discriminación de esos sectores y la masacre, heridos, prisión y exiliados