El fuego purificador

Cristo quiere que prendamos el fuego de la renovación del mundo y del hombre nuevo quitando todo cuanto es muerte y pecado en nosotros y purificándonos.