Las personas, su salud y la economía

Las personas son primero, y defender su salud es un principio moral, que también defiende a la economía de sus devastadores consecuencias sanitarias y económicas