Del evangelio al fusil

Cualquier ser humano en medio del dolor es capaz de reacciones jamás calculadas, y un miembro de la Iglesia aún predicando el amor y la vida, puede ser víctima del error

Héroes sin fusil

Pero sor Emilia es, podríamos decir, la punta del iceberg. Una de las más recientes y notables miembros de un ejército que, desde los tiempos coloniales, e influidos por la mística cristiana, han auxiliado a los menesterosos y contribuido a moralizar la juventud y mejorar las costumbres

Sin fusil y con casa

Sonríe. Llora. Ahí está ella, rodeada de su prole. Tiene tantas cosas que decir, que solo da gracias y continúan las risas y las lágrimas. Sentimientos encontrados. Pero todos están felices, así lucen en la foto: doña Blanca, su esposo, sus hijos y Sergio Ríos. Tres manzanas de tierra y una casa tan nueva que la madera de la que está hecha aún respira la pintura verde que vuelve más intensa la imagen.