La expulsión del testigo incómodo

El Meseni y el GIEI estaban en Nicaragua para dar seguimiento a la situación de los derechos humanos e investigar los sucesos violentos ocurridos del 18 de abril al 30 de mayo