Abril: un giro histórico

Querer que las nuevas generaciones se callen, o que reverencien un sistema basado en las memorias de un pasado revolucionario, usualmente idealizado y a menudo falsificado, es un error enorme.