No se lo van a creer

No lo van a creer. Definitivamente va a ser difícil hacerles entender a las nuevas generaciones que en Nicaragua hubo un tiempo, este tiempo, en que las escopetas decían sentirse agredidas por las palomas.

Viejos o jóvenes, pero honrados

Querida Nicaragua: No se trata de que necesitamos un gobierno de jóvenes con energía y nuevos bríos y con eso resolveremos los problemas

¿Desde arriba, o desde abajo?

La baja inversión reduce el crecimiento y cierra el círculo vicioso: bajo crecimiento, malestar, protesta, represión, inconformidad