No es no, sí es sí

Nuestra sociedad nicaragüense en pleno tercer milenio necesita ser remodelada, reconstruida en la directriz de aprender a decir sí o no, de acuerdo con lo que piensa, siente y proyecta