Ases al Salón

Henry Roa, quien manejó el bate con precisión de cirujano y Próspero González, quien lo utilizó para destruir oponentes, encabezan una escuadra de destacados deportistas, que hoy harán su ingreso al Salón de la Fama del Deporte Nacional.

Roa, una máquina

Aunque un jonrón situaría a Henry Roa por primera vez en los planos cimeros de la popularidad, serían los hits sencillos los que edificarían su carrera, una de las más sólidas en nuestro beisbol.

¡Qué brillo!

Henry Roa, uno de los bateadores más puro de todos los tiempos en nuestra pelota, y Próspero González, cifras en mano el artillero zurdo más destructivo de los campeonatos nacionales de beisbol, son dos de los 10 nuevos miembros del Salón de la Fama del deporte nicaragüense.