“A mí el nombre de hombre rana me quedaba bien”

Tras recorrer 28 kilómetros desde la Punta San Ramón hasta el malecón de Managua en doce horas y 13 minutos a través del lago Xolotlán, a Orlando Gutiérrez, de 29 años, no le fue mal. Llegó en tercer lugar solo después de dos militares, a pesar que él solo era un civil, algo extraño para la Managua de los cincuenta. Era un socorrista.

“A mí el nombre de hombre rana me quedaba bien”

Tras recorrer 28 kilómetros desde la Punta San Ramón hasta el malecón de Managua en doce horas y 13 minutos a través del lago Xolotlán, a Orlando Gutiérrez, de 29 años, no le fue mal. Llegó en tercer lugar solo después de dos militares, a pesar que él solo era un civil, algo extraño para la Managua de los cincuenta. Era un socorrista.