La Iglesia ora por la Patria

Pero persiste también la esperanza y la fuerza espiritual de la oración, la única arma de que disponen la Iglesia y los creyentes para luchar contra la adversidad, sobrevivir y acercar el momento de la liberación

La preciosa Sangre de Jesucristo

Miraba con dolor inmenso las imágenes que estaba recibiendo, no podía mi mente y menos mis sentimientos absorber lo que mis ojos estaban viendo.