La Iglesia no es ideología

En la Iglesia católica, nuestros obispos son nuestros pastores y ellos llevan la voz cantante en la conducción del rebaño. “Mis ovejas oyen mi voz y Yo las conozco y me siguen”

El pan de la fe

Esto mismo nos pasa a nosotros también en momentos difíciles: nos sentimos cansados, agotados, casi sin esperanza alguna y, por eso, solemos decir: “Señor, ya no puedo más, esto es superior a mis fuerzas, hasta aquí llegué”.

Invocando al Espíritu Santo

Invoquemos al Espíritu Santo para que nos guíe, nos ilumine y nos conduzca “a saber convivir y coexistir en paz, para que a través del diálogo y de la escucha podamos ayudar a construir un mundo mejor