Arrasan con todo

Bolsonaro, al igual que Trump no gozan de buena prensa. Incluso les va peor que a Maduro, Daniel Ortega y Cristina Kirchner. Y ni qué hablar respecto a Evo Morales: al principio prácticamente ni se hablaba de los incendios en tierras bolivianas, ni de la responsabilidad bastante más directa del gobierno de ese país.