Cuba es culpable

Irresponsablemente, Raúl Castro y su pupilo Miguel Díaz-Canel se han jugado la carta venezolana a fondo y se han lanzado a salvar a cualquier costo a Nicolás Maduro