Asfixiando a la empresa privada

El régimen de Ortega no ha querido asumir la responsabilidad que le corresponde por el estallido social de abril de 2018, no reconoce las causas de la crisis ni adopta las medidas necesarias para resolverlas.