El discurso orwelliano de Daniel Ortega

Decimos orwelliano, porque Ortega usa el típico lenguaje de los dictadores totalitarios descrito por George Orwell en su obra 1984, una perversión de las palabras que invierte su sentido y llama trato humanitario a la tortura, libertad al cautiverio, bienestar y prosperidad a la miseria, democracia a la dictadura, paz a la guerra, normalidad a la zozobra…

El viaje como libertad

Cuenta Plutarco que Pompeyo Magno veía que los marineros de su armada no querían hacerse a la mar tempestuosa, y entonces los arengó: “Navegar es necesario, vivir no es necesario”

Libertad para los presos políticos

En Nicaragua toda la gente democrática y de buena voluntad respalda la demanda de que los prisioneros políticos y de conciencia sean puestos en libertad. La dictadura niega tenerlos