A leer autores nicas

Un grave error que se comete es asignar la lectura y análisis de una obra clásica de un día para otro como tarea en casa donde muchas veces es el padre de familia quien hace el trabajo que su hijo debe entregar y con esto no se logra un aprendizaje significativo.

Tomás y yo

Tomás Borge y yo nos conocimos en las empedradas calles de León, en 1951, después de haber sido peloneados como estudiantes de primer ingreso en la Universidad Nacional.

El sexo y poder en la conquista

Los principales pasajes de la novela revelan la personalidad de doña Isabel de Bobadilla y Peñaloza, viuda de Pedro Arias de Dávila, y cómo establece en el puerto El Realejo, Nicaragua, el primer prostíbulo del país.

Canto a la Humanidad

Los huesos de mi abuelo es el nuevo poemario de Esthela Calderón, que se constituye de un solo poema de 24 páginas dividido en capítulos que conforman una misma historia de luchas, conquistas y exterminio. Al respecto la autora dice que “es una obra que recuerda la tradicional tarea de algunos poetas por hacer de la poesía de aliento amplio y extendido una forma de redondear un relato con personajes y situaciones muchas veces propias de la narrativa y no de la poesía.

IV

Una vez me lanzaron allá arriba
donde nacen los depredadores.
Yo era un cobarde porque maldecía ser oruga
y tenía espanto de ser un roble.
Me negaba a que me azotaran los vendavales.
Entonces fui un elegante y respetado ejemplar de saco y
mocasines.

XII

Conmigo en cada reencarnación, fuimos peces, algas y piedras.
Otras veces, nos reconocimos entre las hierbas y flores.
Hicimos fila como bosque de Quebrachos.

IX

Hay angustia en estos oscuros días
en lo que quieren que encuentre mi noche.
He dejado de conocer mañanas.
Antes, llegaba la aurora
porque el sol era hermano de las montañas y las sierras.