La llaga moral de la dictadura

En realidad, la horrorosa violación masiva de los derechos humanos es la llaga moral del régimen orteguista, del mismo modo que las sanciones internacionales son su punto más vulnerable