El principio esencial de la no reelección

Don Francisco Madero, primer Presidente de México después de la Revolución Mexicana de 1910, consignó en el Plan de San Luis Potosí la frase célebre de: “sufragio efectivo y no reelección”, convertida en bandera de lucha del pueblo contra la dictadura de Porfirio Díaz.