A confesión de culpa relevo de pruebas

Hasta estas alturas incontables cuartillas se han desglosado y emborronado por unos que, queriendo hacer el papel brillante del crítico, terminan tristemente desempeñando el oficio garbancero del bonzo o del simple diletante.