30 años desafiando la radiación

«Me llamo María Petrovna», se presenta a voz en grito, utilizando su patronímico. Nací aquí en 1929 y viví aquí toda la vida».