Catalunya: es la ideología, estúpido

El resultado de las insólitas elecciones catalanas, decretadas por el gobierno español (y no por el Parlament catalán y su president), ha tenido un balance que deberá quedar en los anales del constitucionalismo español.