“La Monarca se muere”

Intelectuales del Grupo de los Cien pidieron a los gobiernos de Canadá, Estados Unidos y México, leyes que protejan a esta especie de mariposas, en el X Festival de Poesía, en Granada. Entre las soluciones planteadas está sembrar algodoncillo, que es «la comida de la Monarca».

Templo de mariposas

Desde abajo se observan revolotear y ni los ojos más rápidos podrían descubrir cuántas hay. Sus colores se ven volar de un lado a otro. De repente azules, a veces grises, y en otros momentos rojos o amarillos, mantienen la atención de todo el que entra a su espacio.

Mariposa y pájaros

La mariposa le decía al tiempo que iba en busca de novio, y, naturalmente, pensaba en una linda virgen florecilla. Examinaba todas las de su alrededor, estas permanecían furtivas en su tallo, como es propio de las doncellas no prometidas.

Radiación nuclear de Japón causó mutaciones en mariposas

La radiación que emanó de la planta nuclear de Fukushima tras el tsunami del año pasado causó mutaciones en algunas mariposas, como ojos abollados y alas atrofiadas, aunque los seres humanos parecen relativamente ilesos, dijeron los investigadores.

Mariposas en la cabeza

Este es solo un ensayo. Una probadita. Ideal para usted, que más de una vez se ha preguntado en qué consiste ese paraíso al que se supone van los bienaventurados. Tendrá una idea más clara después de visitar el Mariposario del Zoológico Nacional.

Mariposas de Ometepe

Elvira Van Daele La abundancia de bellas mariposas simplemente se suman al esplendor de Ometepe, que ya nos hace perder el aliento con sus volcanes impresionantes, su gente amable y su gran diversidad de fauna y flora.b

Comiendo ansias

Cuando tengamos la sensación de tener mariposas en el estómago, y deseamos recuperar el aliento conviene realizar una respiración abdominal, que ayuda a reducir el nerviosismo.