Entre el matrimonio y el divorcio

Por lógica, porque no puede ser de otra manera, el matrimonio cristiano exige y posibilita la fidelidad total y para siempre, y ¿por qué? porque así es la fidelidad de Dios para con nosotros