«Gatopardismo» no necesita destacado ni mayúscula

Este vocablo se ha acuñado a partir de la novela «El gatopardo», de Giuseppe Tomasi di Lampedusa, en la que uno de los personajes afirma: «Si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie».

«Homo floresiensis», en cursiva y con mayúscula inicial

El «Homo floresiensis» también es conocido como «hombre de Flores» y, más informalmente, como «hobbit»; este último se escribe en minúscula, pues no es un nombre propio, pero en este caso sí va en cursiva por tener una grafía que no se acomoda a las pautas del español